Blog de TV

Pilar Rubio, ¡más hundida que el Titanic!

Pobre Pilar. Lo tenía todo para triunfar: belleza, simpatía e inteligencia. Su carrera era imparable y en Telecinco se dieron cuenta enseguida de su talento, arrancándola de los brazos de 'SLQH' y llevándola a marcarse unos bailes con la Esteban. Un sinfín de proyectos estaban destinados para ella e, incluso, fue la encargada de felicitar el 2011 a los españoles. Pero su reto más ambicioso podría dinamitar su futuro como presentadora. ¿Tiene la madrileña las horas contadas debido al fracaso de OT?

Pero remontémonos primero a las causas de su bache profesional. De sobra sabemos que la Rubio subió más rápido que la espuma. Mientras su compañera Patricia Conde seguía pegada a su silla en laSexta, ella quería demostrar que podía estar en primera linea y desprenderse de la alcachofa. Por ello, se olvidó de sus críticas a Paolo Vasile, mandamás de Telecinco, y se reconcilió con el hombre de quien tanto se había mofado para resucitar en su polémico canal con '¡Mira quién baila!', que posteriormente fue rebautizado como '¡Más que baile!'.

La audiencia acompañaba a Pili. Sus compañeros alababan su sencillez y su sentido del humor. Hasta había conseguido que respetaran su vida personal. Vamos, que tenía todas las papeletas de desplazar a la vieja guardia de Fuencarral. Y así fue. ¡Por fin entraba savia nueva por aquellos estudios!

Pero tanta confianza en Pili quizás fue prematura. Por muy mona que sea, hay otras chicas que le hacen la competencia y podrían ocupar muy pronto su lugar. Una de ellas es Sara Carbonero, otro de los fichajes "made in laSexta" que cada vez está más cerca de dejar los Informativos para conducir un programa de entretenimiento.

[Yahoo! TV: ¿Por qué llora Pilar?]

Tampoco nos podemos olvidar de otros "bombones" como Tania Llasera, Paula Prendes, Cristina Pedroche o Beatriz Montañez, que para muchos españoles, además de guapas, tienen más gracia que la Rubio. Y, por supuesto, todo esto se nota en el share.

Pues bien, Pili ha tocado techo con 'Operación Triunfo'. Ni un formato renovado con la vuelta de la mítica Nina ha convencido a los espectadores. Los usuarios de las redes sociales critican constantemente lo sobreactuada que parece. La historia del patito feo ha dado un giro de 180 grados en el caso de esta morenaza de ojos verdes, pasando de querida a odiada en cuestión de semanas.

"Pilar Rubio acompaña a los dos eliminados a la puerta. Si la acompañan a ella tampoco pasaría nada", comentaba hace unos días un usuario en Twitter. Mientras, otro añadía: "Este 'Operación Triunfo' me recuerda a la serie 'Felipe y Letizia'". ¿Esto es envidia o una verdad como un templo? Lo que sí sabemos es que la presentadora se convierte todas las semanas, muy a su pesar, en 'Trending Topic' de Twitter. Mientras, paradójicamente, la audiencia de la última gala arañó un lamentable 12% de cuota de pantalla.

[OT Gala 3: ¿'La parodia nacional'?]

Pero seamos sinceros, las voces de los nuevos concursantes de OT son también culpables del fracaso de Pilar. Y encima los responsables del 'talent show' cada vez obvian más sus dotes artísticas para centrarse en sus vivencias dentro de la Academia. ¿A quién le interesa todo esto teniendo 24 horas ininterrumpidas de 'Gran hermano'? Conclusión: el formato se está agotando y su actual presentadora no es capaz de salvar los muebles.

Para colmo de males, esta semana la revista '¡QMD!' asegura que el estrés está pasando factura a la Rubio. Su relación con Molly, el vocalista del grupo heavy Hamlet, está atravesando una grave crisis por culpa de la presión que está experimentando. El amor podría esfumarse después de una década si nadie lo remedia. Y ella cada vez está más sola. Su última oportunidad para reflotar su "barco" será que a los televidentes les convenza como pirata en la nueva serie que prepara Telecinco. ¡Si llega a saber todo esto seguro que se queda en laSexta!

¿Son justas las críticas despiadadas a Pilar Rubio? ¿Se podría convertir en un "juguete roto" en tiempo récord? ¡Déjanos tu opinión!