Blog de TV

Reacción en cadena tras el paso de la madre de ‘El Cuco’ por La Noria

Aunque no fue líder de audiencia —los telespectadores prefirieron mayoritariamente el fútbol-, la entrevista en La Noria a la madre de El Cuco, acusado de encubrir la muerte de Marta del Castillo, ha desatado una ola de reacciones, casi todas contrarias, a raíz del montante que recibió la invitada por acudir al programa de Jordi González: unos 10.000 euros.

Jordi González, en una emisión de La Noria (Foto: Gtres)

Primero fueron los padres de la joven sevillana desparecida —estos días se celebra el juicio sobre el caso-, que pidieron que se interviniese el dinero recibido por la madre de El Cuco y se destinase a cubrir parte de los gastos de la búsqueda del cadáver de su hija.

Le siguió la Fiscalía de Sevilla, que ha advertido a Rosalía García Marín, la madre del menor implicado, de que puede incurrir en un delito de alzamiento de bienes si no entrega el dinero percibido en el magazine de Telecinco. En la misma línea que la familia Del Castillo, la Fiscalía le pide al juez de Menores que intervenga los 10.000 euros para destinarlos a buscar el cuerpo de Marta.

El siguiente episodio llega de la mano de las marcas que se anunciaron durante las pausas publicitarias de La Noria. Campofrío fue la primera en ceder a la presión social, a través de una iniciativa surgida en Internet para identificar y pedir a los anunciantes que abandonasen el programa conducido por Jordi González.

El community manager de la compañía comunicaba a través de redes sociales que su empresa dejaba de manera indefinida de esponsorizar este magazine de entrevistas que ocupa las noches de los sábados en Telecinco y provocaba una reacción en cadena entre otras muchas marcas.

Puleva y President informaban al poco tiempo de que no volverían a anunciarse en La Noria, o en cualquier otro programa de Telecinco al que fuera la madre de El Cuco u otra persona cercana a los acusados por el caso Marta del Castillo. La farmacéutica Bayer y las empresas de alimentación Nestlé, Milner y Donuts han sido las siguientes. Todas las compañías aseguran que sus spots se contratan a través de agencias de medios y que desconocen el contenido de los programas en los que aparecen. Se espera que sean más las compañías que se sumen a esta reacción 'solidaria'.

Jordi González, que conduce el programa, escribía en Twitter tras conocer la primera 'deserción', la de Campofrío: "Estudiantes y aficionados al marketing: una empresa de embutidos ha visto la oportunidad de una campaña de imagen que le sale gratis. Y la ha aprovechado".

La polémica, como suele decirse en estos casos, está servida. Y tú, ¿qué opinas?