Cruda Realidad

Alessandro a Noe: “Ni me hables, no quiero ni amistad”

Alessandro es un verdadero señor. Madre mía lo que ha tenido que aguantar en el plató de Gran Hermano 12+1 ya que, además de creerse expulsado, se ha tenido que comer con patatas la gran traición de Noemí.

Estaba claro que la audiencia le iba a hacer finalista (y espero que ganador) porque realmente lo merece pero, al margen de su buen carácter, estaba latente el morbo de que viera de una vez que Noe le había mentido en la cara.

Aless empezó la entrevista decaído y definiendo su relación con la canaria: "La situación de dentro me gusto mucho pero si tengo que hablar de sentimientos, sufrí una gran traición hace unos meses y por eso tengo los sentimientos congelados". ¡No le esperaba nada al pobre!

[Relacionado: Trece grandes hermanos...¡al desnudo! ]

Tras empezar a ver vídeos de las actitudes sospechosas de Noemi, el italiano se mostró apenado y decepcionado: "Me está mintiendo, tengo un sexto sentido para eso y nunca me equivoco, aunque espero equivocarme esta vez…"

El colofón de tensión emocional llegó cuando Noe entró en la sala insonorizada de plató dónde estaban Aless y Milá. Avergonzada pero no arrepentida y con aires de diva de lo más digna, Noe dijo: "Sí, pasó algo con Fael, tuve besos y caricias, no te lo dije porque tuvimos un acercamiento y me dio miedo contártelo."

Alessandro, destrozado pero entero, sólo soltó un "deberías haberme respetado. Gracias por ridiculizarme de esta manera" a lo que, atención, Noe contestó con toda su jeta: "¿Por qué? ¿Éramos pareja?" ¡Encima con esa excusa!

El 'italianini' no critica el liarse con Fael sino el engaño: "No perdono la mentira, lo que hiciste conmigo lo has hecho con él en una semana en Brasil. ¿Cómo le dices que le das tu corazón a Fael? ¿Tú cuántos corazones tienes para ir dándolos a la gente?"

Y sentenció lo evidente: "Si me lo hubieras contado hubiese sido distinto, no hubiera seguido con lo que tuvimos allá dentro pero, al menos, la amistad hubiese seguido. ¿Ahora qué quieres? —yo no quiero nada— (respondía Noe), pues entonces mejor no me hables", zanjó el futbolista.

Tras la enorme tensión Alessandro recibió la gran noticia de que era el primer finalista, entonces se derrumbó, soltando todas las emociones contenidas en forma de llanto, pero de alegría. Eligió a Martita como concursante +1 (que se llevará 20.000 euros si gana), ¡eso espero!