Cruda Realidad

Las mujeres ricas también sufren la crisis

Nuria y Rebeca Collado eran las protagonistas del programa 'Mujeres Ricas' en el cual hacían gala de su patrimonio, su frenético estilo de vida y sus derroches millonarios que ahora les pasan factura, por lo menos a Nuria.

Las hermanas cuando aun eran 'Mujeres ricas'
Las dos mediáticas hermanas se sentaron en La Noria para contar lo que para ellas son penurias. Rebeca iba casi en calidad de oyente porque ella sigue siendo rica y, según cuenta, le van bien las cosas. Pero Nuria se sentó en el programa porque necesita 'cash' debido a la crisis.

Realmente me parece insultante que, tal como están las cosas, el programa elija el testimonio de una persona que antes era rica y ahora (para muchos de nosotros lo sigue siendo) como ejemplo de la 'pobreza' que azota nuestro país debido a la crisis económica.

Nuria cuenta que, aunque no le falta dinero para ir al supermercado a comprar comida, ha tenido que renunciar a mucho debido a la crisis. ¿Qué es ese "mucho" para ella? Pues por ejemplo ya no puede ir de shopping cada mañana como hacía antes, de hecho ahora prefiere evitar los centros comerciales para no gastar dinero.

También ha vendido su Porsche de 100.000€ y tiene en venta su barco y una de sus casas que vende por 1.300.000€. Ante esta "situación desesperada", María Patiño le preguntó lo más obvio: ¿por qué tu hermana rica no te ayuda? a lo que ambas contestaron que "la situación no es tan desesperada como para eso".

Entonces, ¿a qué han venido a La Noria? Me refiero, no puedes dar testimonio de lo mal que va la crisis cuando tú tienes millones en patrimonio para comer que, hoy en día, ya es mucho. Me pareció un ejemplo muy mal enfocado en cuánto a la invitada y la temática ya que su "pobreza" no es comparable a la del español medio.

Haz clic para abrir el contenido en una ventana nueva.

De todos modos Nuria es feliz ya que sus amigos y su círculo social no le han dado la espalda sino todo lo contrario, "todos me ayudan mucho" a lo que Kiko Matamoros apuntilla: "sí, eso será el primer año, después se esfumarán de tu lado".

Además de vender sus posesiones, Nuria está interesada en posar para la portada de Interviú, algo que en su día rechazó. Todo por dinero "menos tener sexo con alguien", como bien aclaró la hermana Collado.

¿Qué os parece la entrevista? ¿No creéis que es insultante llevarla para representar la sociedad en la que vivimos?