Cruda Realidad

MasterChef le quita el trono a Gran Hermano

Las audiencias nunca mienten, y según los últimos datos recogidos, MasterChef le ha dado un buen repaso a Gran Hermano. En el momento cumbre del reality de Telecinco, el primero consiguió un share del 25.7% frente al decepcionante 20,7% del programa de Mercedes Milá.

Eva Gonzalez, presentadora de MasterChefGran Hermano es un programa que ya va por su 14 edición, siendo España el país donde más renovaciones se han hecho. Este formato lleva en antena nada más y nada menos que 13 años, lo que nos plantea la siguiente pregunta: ¿porqué un “reality basura”, como algunos lo han calificado, cosecha tanto éxito?

Pues bien, su éxito viene relacionado con la finalidad del programa. Dado que lo importante para conseguir el premio final es no ser expulsado de la casa de Guadalix por la audiencia, la verdadera cuestión es cómo conseguir que los televidentes te salven una y otra vez de las expulsiones.

Muy sencillo, dando al espectador algo jugoso que tenga ganas de seguir mirando. Aquí todo vale. La cuestión es conseguir un programa que mantenga a la gente enganchada. Se mezclan una serie de factores como altos porcentajes de sexualidad, intriga, romance y mucha emotividad, consiguiendo así crear una conexión con los espectadores.

El sociólogo Luis García Fanlo recalca: “El éxito de Gran Hermano consiste en que grupos de audiencia tengan empatía con los participantes y con sus enfrentamientos”.

[Relacionado: Susana gana la final de Gran Hermano]

Pero, a diferencia de Gran Hermano, en MasterChef no hay semejantes enredos entre los concursantes teniendo así un comportamiento más “limpio” y dónde los mayores escándalos los encontramos cuando Maribel le robó un pescado a Fabián o cuando José David copió una salsa.

Por eso es fácil preguntarse cómo MasterChef ha conseguido desbancar a la gran final de Gran Hermano. Analizándolo desde un punto de vista temático, ya hemos visto que Gran Hermano es un reality de carácter más morboso y con más tendencia a prensa amarilla mientras que el talent show culinario no es para nada “cotilleo puro y duro”. ¿Hemos conseguido superar la etapa de telebasura centrándonos en programas de carácter más cultural? ¿Estamos empezando a valorar a los concursantes que compiten con su talento como ocurrió con el primer OT?

Para que os hagáis una idea, entre las críticas recibidas via twitter, Masterchef ha recibido los mejores halagos, desde “Viva la televisión. Me parece increíble que un formato reality consiga interesar, estimular, motivar, emocionar. #Masterchef8 lo consigue” hasta “Cómo la televisión todavía puede vencer a la televisión basura. Es importante. Mucho. #Masterchef8”.

Otra diferencia que deberíamos destacar es el tipo de presentadora. Mientras Mercedes Milá se ha convertido en una más dentro del “circo” que forma Gran Hermano, involucrándose con los concursantes e incluso teniendo una gran bronca con alguno de ellos, Eva Gonzalez ha sabido mantener siempre la compostura limitándose a presentar de forma informativa interactuando entre los espectadores y los concursantes.

¿Será por la novedad? ¿O será que uno depende de la audiencia y el otro de un jurado profesional lo que realmente ha marcado la diferencia entre un programa y otro? ¿Vosotros qué pensáis?

Relacionado:

El pasado jueves y tras una pequeña discusión con Noemí, la alocada concursante de GH 12+1 que se encontraba como invitada en el plató, Mercedes demostró que no había ningún pique entre ellas ... más  
El pasado jueves y tras una pequeña discusión con Noemí, la alocada concursante de GH 12+1 que se encontraba como invitada en el plató, Mercedes demostró que no había ningún pique entre ellas levantándose el vestido para mostrar su ropa interior al público.

Todo vino a raíz de una bromita de la propia Noe que hizo las delicias de Milá: "¿Quieres verme las bragas? No tengo ningún problema, ya sabes que soy nudista". Pues dicho y hecho. Tras recrearse un rato posando para las cámaras, todo acabó con un abrazo entre las dos. menos 
1 / 9
Redacción
vie, 24 may 2013 11:00 CEST