Cruda Realidad

Mila Ximénez abandona Sálvame… ¿hasta cuándo?

Como ella misma dijo ayer tarde en pleno directo: “Esta rata se baja del barco de ratas que es Sálvame”. Mila abandona el cortijo de Jorge Javier, según ella por dignidad. La llegada de una nueva colaboradora hace que el programa pierda a una de sus principales contertulias.

Mila comunicó su decisión en directo

Mónica Vergara, hija de la difunta periodista del corazón Maika Vergara, ha fichado por 'Sálvame' y a Mila le habían dicho que no. Para los que no lo sepan, a lo largo de estas últimas semanas Mónica ha sido actualidad por contar las miserias de la herencia no cobrada de su madre.

[Relacionado: Parada, otro nuevo colaborador de 'Sálvame]

Ximénez, desde el inicio, ha mostrado públicamente su desprecio y antipatía por ella puesto que en vida Maika le hizo la vida imposible y ver a su hija (que se parece muchísimo a ella físicamente) “es como ver a la muerta”. Pues bien, como Mónica ya pisaba el plató de 'Sálvame' demasiado a menudo, Mila -fuera de cámaras- habló con dirección y les advirtió que si Vergara se quedaba de colaboradora, ella se iba. La dirección le dijo que no la iban a fichar y 24 horas después... ¡pam! Jorge Javier la presenta como el nuevo fichaje. Ruin, ¿no?

Obviamente, cuando Mila vio a Mónica bajar ayer la escalinata del plató, cogió su chaqueta y se largó. Antes tuvo una charla con Jorge Javier dando sus motivos, principalmente “me voy a mi casa, creo que hay que trabajar con dignidad. Trabajar con gente tan indigna no me apetece porque es una rastrera, hay que ser gentuza". Además, Ximénez calificaba de “humillación innecesaria” la trampa que le había puesto la dirección, aunque JJ aclaraba que “ayer te dijeron que no, porque no lo sabían todavía seguro”. ¡Venga ya!

[Te puede interesar: Jorge Javier, por fin reconciliado con María Teresa Campos]

Tras irse del plató casi entre lágrimas, Mila regresó “porque me han pagado las cuatro horas de hoy”, pero siguió manteniendo que deja el programa si Mónica se queda. ¿Aguantará Sálvame la audiencia sin dos de los 3 miembros del eje del mal? Sin Kiko Hernández y sin Mila el espacio pierde mucho de su esencia y creo que la audiencia bajará. A no ser que Kiko regrese en febrero, con el inicio de Gran Hermano 14, y todo sea una gran estrategia televisiva, claro…

¿Vosotros que pensáis? ¿Dignidad o pantomima? ¿Volverá Kiko el mes que viene? ¿Se largará Mila definitivamente? ¿Veis justo que odie a Mónica sólo porque se llevó mal con su madre?