La cancelación de un culebrón pone patas arriba Tailandia

La cancelación de un culebrón pone patas arriba Tailandia

Tailandia es un auténtico polvorín. El pasado viernes 4 de diciembre Channel 3 suspendió sin previo aviso la exitosa telenovela Nua Mek 2, encendiendo las iras de sus seguidores, que acusan a las autoridades de violar sus "derechos constitucionales".

La prensa local se ha hecho eco del caso y relacionan la trama del capítulo de la discordia, el décimo de la vigente temporada, con el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto por un golpe de Estado y actualmente en el exilio.

[Relacionado: Dos españolas ganan un concurso musical en Japón]

Nua Mek 2 se estrenó el pasado 14 de diciembre y se emitía tres noches a la semana en horario de máxima audiencia. La historia se centraba en un ficticio primer ministro tailandés que conseguía sus propósitos valiéndose de la manipulación y de la magia negra.

Los responsables de Channel 3 han explicado que la serie violaba la ley de radiodifusión, que prohíbe contenidos considerados insultantes con la monarquía, indecentes o amenazantes con la seguridad nacional. Eso sí, no precisaron el motivo concreto.

La Asociación Tailandesa de Protección de la Constitución recalcó que las excusas vertidas eran muy peregrinas y que el culebrón no violaba en ninguno de sus términos la ley de radiodifusión.

[También te puede interesar: Una presentadora es despedida tras un corte de pelo]

Srisuwan Janya, portavoz de la citada asociación, ha pedido al organismo regulador televisivo que se emitan los dos últimos episodios. "Me duele por los sentimientos de los espectadores y por que se hayan violado los derechos de los consumidores tailandeses. Ellos tienen el derecho constitucional a ver el final", afirmaba Janya.

Los guiones mostrados por algunas cabeceras tailandesas mostraron que el primer ministro ficticio iba a ser asesinado en el desenlace.

Al hilo de esta polémica se han creado varias páginas de Facebook. En una de ellas, que aglutina hasta la fecha a casi 50.000 internautas, un fan escribía: "¿Cómo es posible que en esta sociedad seas atacado cuando dices la verdad? Quiero que la serie se ejecute hasta el final. Por lo menos, ¡puede abrirnos los ojos para ver lo que realmente es nuestro país!".

[Y además... El reality que se burla de los becarios]

La censura en Tailandia es cada vez más dura. En la pequeña pantalla no pueden salir ni siquiera personas fumando o bebiendo alcohol. Sea como fuere, es extraño que se cancele un espacio antes de finalizar.