Desvelado el mayor secreto de "Los Simpsons": Springfield es real

Matt Groening, el creador de Los Simpsons, por fin ha revelado qué lugar le inspiró para construir Springfield. Se trata de una ciudad homónima ubicada en Oregón, estado de la costa oeste de Estados Unidos.

En Springfield viven aproximadamente 58.000 habitantes y uno de ellos, digno representante de la idiosincrasia yankee, le ayudó a diseñar el personaje de Homer Simpson. Curiosamente, allí también existe un señor llamado Montgomery Burns, aunque no es dueño de una central nuclear.

"La llamé Springfield por Springfield, en Oregón", comentaba Groening al portal Smithsonian.com. El dibujante, que se crió en Portland, 180 kilómetros al norte de Springfield, añadía: "La única razón fue porque cuando era un niño el programa de televisión Father Knows Best tenía lugar en la ciudad de Springfield y yo estaba entusiasmado, porque imaginé que era en la que estaba cerca de Portland. Cuando crecí me di cuenta de que era un nombre ficticio".

Groening ha tardado casi 23 años en hacer esta confesión. Un buen número de estados americanos acogen poblaciones llamadas "Springfield": Arkansas, California, Carolina del Sur, Colorado, Dakota del Sur, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Kentucky, Luisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Misuri, Nebraska, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Oregón, Pensilvania, Tennessee, Texas, Vermont, Virginia y Wisconsin. Por tanto, era casi imposible resolver el enigma.

[Relacionado: "Los Simpson" también tienen sello español]

El creativo ha jugado al despiste durante décadas para no "arruinar" la imaginación de los seguidores de Los Simpsons. No obstante, las peripecias de la familia amarilla tienen mucho que ver con su infancia: casualmente su padre se llama Homer y sus hermanas Lisa y Maggie.

Como homenaje a sí mismo, quiso llamar a Bart en principio Matt. "Pensé que no funcionaría bien en una reunión para presentar la idea (de la serie), así que lo cambié", aseveró.

Los Simpsons es uno de los productos televisivos más longevos, superando los 500 capítulos. La revista Time aseguró que era la mejor serie del Siglo XX y por su enorme popularidad sus personajes recibieron una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood el 14 de enero de 2000.