GH Catorce: ¡Miriam y su novio rompen por teléfono!

GH Catorce: ¡Miriam rompe con su novio por teléfono!

Se veía venir. La estrecha relación entre Igor y Miriam en Gran Hermano Catorce ha colmado la paciencia de Miguel, el novio de ella, forzado a cancelar su inminente boda. La rubia se enfrentó en el confesionario a una llamada telefónica de su chico, que le dejó caer delante de toda España que lo suyo estaba roto en mil pedazos.

Entre lágrimas, Miriam gritaba a Miguel: "¡Te quiero, te quiero!". Sabía de sobra la reprimenda que merecía por parte de su prometido, a quien su familia apoda cariñosamente como "Mai". Mientras, su madre, Julia, soportaba estoicamente en el plató de El Debate las airadas críticas de los colaboradores, contrarios a los intentos de adulterio de la concursante.

[Relacionado: "Si quieres a Miguel, aléjate de Igor"]

"Me has demostrado que no eres la mujer de mi vida". Esa frase bastó para que todo el plató estallara en júbilo. Se ha llegado a comentar en la casa de Guadalix que, aparte de dedicarle un sinfín de arrumacos, Miriam tocó la entrepierna a Igor. De momento, son solo especulaciones.

El ultrajado continuaba así: "A tan solo dos meses de la boda, no es lógico que me hayas hecho esto". Las excusas de ella no eran demasiado convincentes y se atrevió a espetar lo siguiente: "Solo te digo que me esperes. Lo siento mucho. Pero tú sí que eres el hombre de mi vida. Es muy duro estar aquí dentro y de verdad te digo que no hay nada con Igor. Tan solo es una bonita amistad y ha sido un gran apoyo".

A medida que la llamada avanzaba, las palabras de Miguel eran más duras y contundentes. No en vano se ha hecho con el título de "cornudo de Gran Hermano Catorce", un dudoso honor que cada año recae en un inocente enamorado.

[También te puede interesar: ¿Es homófobo Igor?]

La despedida fue fría, casi gélida. "Hablaremos, pero ya sabes por dónde va la cosa. Hasta luego", sentenció Miguel. Minutos después intervendría telefónicamente en El Debate para hablar con Frank Blanco, aunque no arrojó más luz al respecto. Por su parte, su todavía suegra le animaba a que no dudara en acudir a su casa para comer más "arroz con bogavante".



Lo más flagrante de este culebrón a tres bandas es que Miriam, haciéndose la dolida, acudió a los brazos de Igor y se puso el mundo por montera. "No me arrepiento de nada", dijo. Tal vez el lunes 8 de abril no diga lo mismo, ya que parte como favorita para abandonar el concurso.

[Y además: Mercedes Milá, orgullosa de su desnudo en Gran Hermano]

Gracias a la llamada telefónica de Miguel Telecinco barrió en el late night del jueves 4 de abril. Y es que Gran Hermano: El Debate alcanzó un 23,5% de share y 1.860.000 espectadores.

Imagen: ©Telecinco