José Pablo López: "13 TV debe estar en el top ten de las televisiones nacionales"

José Pablo López: 13 TV debe estar en el top ten de las televisiones nacionales

Hablamos con el director de 13 TV, que analiza cómo ha sido el proceso de crecimiento de su cadena y nos comenta las principales novedades de su parrilla de cara a la temporada 2012/2013.

- De director de la asesoría jurídica de La Sexta a director general de 13 TV, ¿por qué apostó por este proyecto?

Creo que el proyecto de 13 TV tiene sentido en el panorama televisivo actual de España. Es una tercera oferta con un carácter distinto al de los dos grandes grupos de comunicación que han quedado configurados: Antena 3-La Sexta y Telecinco-Cuatro (Mediaset). Al margen de esos dos grandes grupos empresariales, considero que existe hueco y, por lo tanto demanda, para una apuesta independiente, con un ideario católico y sustentada sobre tres pilares: información, opinión y entretenimiento.

El planteamiento desde el principio fue claro y hemos contado con el apoyo de la Conferencia Episcopal, principal accionista de esta casa. Era un reto apasionante, aunque estemos atravesando por una crisis publicitaria muy grave. A día de hoy es una realidad en crecimiento y 13 TV se está abriendo camino en el mercado televisivo. Está siendo una experiencia apasionante.

- ¿Se han logrado los objetivos marcados durante estos dos años de andadura?

La verdad es que el balance es muy positivo en el sentido de que, con un mercado hiperfragmentado y con más de 32 canales de televisión en abierto, 13 TV ha alcanzado sus objetivos de audiencia mucho más rápido que otros canales surgidos con el desarrollo de la TDT. Nos hemos situado en el 1% de share en apenas un año y nueve meses de vida. Otras cadenas han tardado 3 ó 4 años en alcanzar ese dato. Creo que esa combinación de información, opinión y entretenimiento se ha convertido en la fórmula que ha permitido este crecimiento.

Obviamente, desde el punto de vista del mercado publicitario estamos atravesando una crisis muy profunda, agravada, por otra parte, con la postura de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), que no permite que Antena 3 Advertising y Publiespaña comercialice a los canales más pequeños. Estamos convencidos de que haremos frente a esta situación para seguir adelante.

- ¿Qué novedades incorpora la temporada 2012/2013?

Hemos hecho un rediseño completo de nuestra imagen corporativa y vamos a trabajar en la triple línea que te comentaba anteriormente. Por la mañana va a continuar Curri Valenzuela, comenzando su programa después de la misa, de 12:30 a 14:00 h. Asimismo, potenciaremos la figura de Alfonso Merlos en nuestros servicios informativos: no solo se ocupará de "Al Día", de 20: 30 a 22:00 h., sino que también ha asumido la presentación y dirección del informativo que abarca la franja de 14:00 a 15:30 h.

Por otra parte, en 13 TV hemos nombrado como jefe de Informativos a José Luis Pérez, subdirector de Informativos de la Cadena COPE. Coordinará las líneas editoriales entre ambos grupos.

Carlos Cuesta se ha incorporado para hacerse cargo del programa de opinión "De hoy a mañana", que emitimos a partir de las 00:00 h. Han llegado firmas importantes del mundo periodístico como Jaime González, Edurne Uriarte, Ramón Tamames, Carmen Tomás, Mamen Gurruchaga, Federico Quevedo etc. Por otro lado, hemos tenido la reciente incorporación de Isabel Durán para que conduzca un programa de entrevistas que dará comienzo a partir del mes de octubre.

Vamos a reforzar toda la parrilla, desde la mañana hasta la noche. También tendremos la continuidad de Inés Ballester los fines de semana con ración doble de "Nuestro cine", sustituyendo así al fallecido José Luis Uribarri.

"Misioneros por el mundo" estrenará su tercera temporada y los viernes por la noche veremos a Inmaculada Galván en "Al descubierto", un programa de investigación en el que se tratarán temas polémicos de actualidad. Y, por supuesto, seguiremos emitiendo la Santa Misa todos los días a las 12:00 h.

- ¿Es posible hacer buena televisión con un presupuesto modesto?

Con un presupuesto modesto no, con un presupuesto muy, muy, muy pequeño. Hay que tener en cuenta que en 13 TV trabajamos menos de 100 personas haciendo casi 12 horas de directo de lunes a viernes. Es complicado competir con las grandes televisiones, pero todo el equipo le está poniendo ilusión. La media de edad de esta casa roza los 33-34 años, apostamos por gente joven.

- ¿A qué share les gustaría llegar a medio y a largo plazo?

La parrilla que presenta esta cadena es absolutamente alternativa a los dos grandes grupos que han quedado configurados. Para nosotros 13 TV debe estar en el top ten de las televisiones nacionales, al margen de las cadenas que emiten solo cine, contenidos de música, documentales, etc. Aquí el espectador puede encontrar información, entretenimiento, series, etc., siempre con un sello católico.

También influye el hecho de la sintonización, un proceso que conlleva tiempo. Ya viví lo mismo durante mi etapa en La Sexta. Los datos día a día demuestran que vamos a lograr nuestros objetivos.

- ¿Se puede hacer información objetiva con una línea editorial tan marcada?

Quien diga que no tiene línea ideológica, simplemente miente. Está incluida en todas las empresas informativas de nuestro país, hasta en las cadenas públicas. La información es una cosa y la opinión es otra y en 13 TV se diferencian bien ambos aspectos. Estamos dando cabida a las distintas voces, tanto de un espectro ideológico como de otro. En esta casa se trabaja con absoluta libertad y no hacemos debates donde todo el mundo opina lo mismo. Lo único que pedimos es que haya respeto.

- ¿Le molestan las críticas?

No, hay que encajarlas como críticas que son. No le puedes caer bien a todo el mundo. Todo lo que sea una crítica constructiva que ayude a mejorar el proyecto es imprescindible. Los únicos que saben de televisión son los espectadores, que eligen con el mando a diario lo que quieren ver. Otra cosa son las críticas malintencionadas, que hay que valorarlas desde la deslealtad de la competencia en el mercado o desde el fracaso en la gestión empresarial. Hay que competir con unas mínimas reglas, unas de origen legal y otras de origen ético. Por otro lado, los directivos debemos de ser muy críticos para sobrevivir en esta difícil situación de mercado.