Lluís Homar: "Con Imperium me he ido a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho"

Lluís Homar: Con Imperium me he ido a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho

El aclamado actor catalán, ganador del Goya en 2011, sigue interpretando a Galba en el spin-off de "Hispania", "Imperium", que emite Antena 3 todos los miércoles a partir de las 22:30 h.

- ¿Por qué decidió participar en "Imperium"?

Bueno, tengo una relación muy estrecha con el personaje de Galba, me ha dado muchísimas alegrías. Les dije a los productores que, mientras el personaje tuviera espacio donde dar guerra, quería estar ahí con él. Nos propusieron continuar en este spin-off y no tuve ninguna duda en decir que sí.

- ¿Va a cambiar mucho su personaje en esta serie?

Cambian mucho las circunstancias. Galba en "Hispania" era un personaje vencedor, aunque muchas veces no le salían las cosas como quería, pero él tenía los mecanismos y las ideas para darle la vuelta a las situaciones. En "Imperium" vemos a un Galba que no sabe si será capaz de superar ese hundimiento, nunca mejor dicho, que sufre. Llega a Roma después de haber eliminado a los hispanos y le nombran cónsul para preparar su ascenso definitivo, pero las cosas se tuercen.

El Senado le pide que se vaya a Numancia para que acabe con este polvorín y sale derrotado; su mejor aliado se convierte en su enemigo; su mujer pasa a ser la mujer de su enemigo; es expulsado finalmente del Senado y no tiene dinero; su familia está a punto de vender la casa que le queda... Desde cero tiene que recuperarse y ese proceso es el que van a ver los espectadores, su resurrección desde las cavernas. Se irá resarciendo y encontrando nuevos caminos, casi todos oscuros. Galba es ahora casi una víctima, porque todos se alían contra él. De todos modos, no hemos quitado otros aspectos de esa alma turbulenta.

- ¿Ha contagiado su personalidad a este personaje o le gusta ceñirse al guión?

Bueno (risas), soy de los que piensan que los personajes solo se pueden asumir si tienen que ver algo con los actores. Si nos pudiéramos desprogramar, veríamos a ese pequeño déspota que todos llevamos dentro, pero yo lo hago siempre desde el juego que me permite mi profesión, por eso interpreto a Galba.

- ¿Qué tal lleva compartir tantas escenas con un compañero tan aclamado como Pepe Sancho?

Pepe evidentemente es un grandísimo actor y, afortunadamente, eso se ha visto acompañado de la relación que tenemos a nivel personal de respeto, de sentido del humor... Es un gustazo compartir el día a día con él. Que esté él en "Imperium" es una de las razones por las que también me he animado a seguir.

- ¿Han sido duros los rodajes?

El mundo de la televisión es intenso normalmente. Cuando los rodajes van acompañados de compromiso y de entrega y de un equipo que echa el resto uno se da cuenta de que tiene que dar lo mejor de sí mismo. Tanto en "Hispania" como en "Imperium" he realizado un trabajo muy placentero y me he ido a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho.

- ¿Le preocupan los datos de audiencia? ¿Cree que "Imperium" se acabará consolidando?

Ojalá, merece que así sea. Bambú Producciones y Antena 3 han apostado por hacer camino. Espero y deseo que esta serie tenga el espacio que se merece, porque, sin duda, lo vale.

- ¿Por qué cree que están tan de moda las series históricas?

Porque se hacen bien. El público está receptivo y la ficción en España en los últimos años ha evolucionado a pasos agigantados. Lo importante es que, independientemente de que se haga humor o drama, haya talento y aquí lo hay.

- ¿Qué le da la televisión que no le dé el cine?

Soy hombre de teatro, de cine y de televisión. Cada medio te aporta cosas distintas. La televisión cuando está bien hecha te da la capacidad de poder llegar a un gran número de gente y, si estás satisfecho con lo que haces, es increíble dar a conocer tu trabajo.