Miriam Sánchez: "No soporto a Tamara Gorro"

Miriam Sánchez: No soporto a Tamara Gorro

Desde hace tres años Miriam Sánchez ejerce de asesora del amor en "Mujeres y Hombres y Viceversa" junto a su pareja Pipi Estrada. En esta entrevista, la colaboradora repasa su trayectoria en Telecinco y se despacha a gusto contra todos sus enemigos.

- Lleva tres años en "Mujeres y Hombres y Viceversa", ¿qué ha aprendido en este tiempo?

He aprendido mucho a empatizar con la gente y a no juzgar a nadie de antemano. A nivel personal este programa para mí ha sido una terapia de pareja y estoy convencida de que me hubiese costado volver más con Pipi si no nos hubiésemos visto a diario en el plató. Ahora somos más cómplices y también más generosos el uno con el otro.

- ¿Mantiene amistad con los tronistas y los pretendientes que ya no están en el programa?

Puedo mantener contacto con muchos de ellos, pero no me gusta tener amistad con la gente de la tele para que no me obliguen luego a mojarme. Solo quedo a tomar café con Karmele (Marchante) y, de vez en cuando, veo fuera de Telecinco a Rafa Mora y a Ferchu y a Carolina, que son ideales.

- ¿No le parece difícil trabajar junto a su pareja?

A veces es terrible, porque todo el mundo se entera de nuestras broncas. "Mujeres y Hombres y Viceversa" es como un "Gran Hermano" concentrado en dos horas, donde afloran muchos sentimientos. Respeto que mucha gente piense que nuestras reacciones son falsas, pero si fingiéramos no seríamos tan explosivos.

- ¿Pipi y usted son tan pasionales en la intimidad como en el plató?

Ahora nuestra relación de pareja va muy bien. Sin embargo, hubo una etapa en la que a mí me consumían los celos y me volvía loca. Afortunadamente, he madurado rápido.

- ¿Por qué le cae tan mal Jackie?

¡Ya no nos llevamos mal, al contrario! Logramos resolver nuestras diferencias y ahora me encanta estar con ella, tiene muchísima gracia. En su momento no quería verla porque recordaba que tuvo un affaire con Pipi, pero eso ya es pasado. Yo confío en mi pareja.

- ¿Qué tal se lleva con Emma García?

Con Emma se trabaja muy bien. Es una presentadora generosa y capta enseguida todas nuestras emociones. Pocos profesionales sabrían llevar tan bien un programa como "Mujeres y Hombres y Viceversa", donde todo es imprevisible.

- ¿Qué tronista le ha sacado más de sus casillas?

Muchos, la gente a veces es muy mentirosa. Sé que me van a poner a parir, pero no soporto a Tamara Gorro, es la persona más falsa que ha pasado por "Mujeres y Hombres y Viceversa". Me gusta la gente que va de frente, como Sonia, que nos brindó muy buenos momentos.

Otro que a veces me enfadaba era Toño, que había que sacarle las palabras con sacacorchos, aunque el chico tiene buen corazón. Yo solo hago la cruz a los que vienen a lanzar su carrera como actores o como colaboradores.

- ¿Ha logrado limar asperezas con sus compañeros de "Sálvame"?

Sí, por supuesto. En su día me enfadé con ellos porque tenía una guerra abierta con Belén Esteban. En este momento, la princesa del pueblo me provoca mucha ternura, sé que lo está pasando muy mal con su divorcio.

- ¿Se imaginó alguna vez que iba a trabajar durante tanto tiempo en televisión?

Para nada. Yo soy una hormiguita e intento no derrochar lo que gano en televisión. En este negocio un día puedes estar muy arriba y otro día puedes estar muy abajo. Yo llevo siete años en la tele, desde que me di a conocer en "Crónicas Marcianas", pero sé que en algún momento todo se acabará.

- ¿Qué le debe a "Supervivientes"?

Fundamentalmente que la gente no me asociara solo con el mundo de la pornografía. Los espectadores se dieron cuenta de que sabía hacer muchas cosas, no solo sexo. Le he echado ovarios a las críticas, porque me han dado hasta en el carné de identidad. Noemí, de Gran Hermano, me recuerda mucho a mí, porque creo que en España mucha gente aún no entiende la liberación sexual femenina.

- ¿Cuáles son los sueños que le quedan por cumplir en televisión?

Por pedir, me gustaría presentar un programa de música o un formato parecido a "Supervivientes". Pero de momento estoy muy bien en "Mujeres y Hombres y Viceversa", no soy nada ambiciosa. Quién sabe si el día de mañana me puedo animar incluso a presentar un programa infantil.