Toya Cassinello: "No he hablado con Carmen Lomana ni dos minutos seguidos"

Toya Cassinello: No he hablado con Carmen Lomana ni dos minutos seguidos

Gracias a "¿Quién quiere casarse con mi hijo?", el nuevo filón de Cuatro, Toya Cassinello se ha convertido en un fenómeno mediático. Sus peripecias con las pretendientas de su hijo José Luis han dado mucho que hablar y algunos dan por sentado que tiene una silla asegurada en "Sálvame". ¿Qué tiene que decirnos ella al respecto?

- ¿Por qué decidió participar junto a su hijo en este docu-show?

Siempre he trabajado en los medios de comunicación. Empecé colaborando en "Caliente y frío" (cadena COPE), luego pasé por Punto Radio e Intereconomía y, además, tuve una sección en la revista "Hoy Corazón" haciendo entrevistas a embajadoras.

Soy como los tiburones, me muevo hasta durmiendo [risas]. Mi salto a la televisión vino de la mano de "Princesas de barrio", un programa en el que solicitaron mi colaboración. Después me llamaron para que participara en "¿Quién quiere casarse con mi hijo?" y dije que sí desde el primer momento. Me costó convencer a mi hijo para que me acompañase, pero al final dio su brazo a torcer [risas].

- ¿Cuáles fueron sus primeras impresiones sobre las candidatas?

De entrada ninguna me gustó. Luego empecé a conocerlas una a una y fíjate que encontré cosas positivas en todas. De todos modos yo a mi hijo solo le expongo mi manera de pensar, no intento coaccionarle.

- ¿Verdaderamente jamás aceptaría a una nuera que no fuera del PP y del Real Madrid?

No, en absoluto. Lo que intento hacer entender a los demás es que entre suegras y nueras debe haber afinidades para hacer la convivencia más fácil. El matrimonio ya es demasiado complicado como para poner más obstáculos.

- Que le acusaran de racista, ¿le sentó muy mal?

Me sentó muy mal, porque he viajado mucho y además soy mujer de diplomático. Como comento en todas mis entrevistas, una de mis mejores amigas es "negra, negrísima" y viajo a mucho a Miami para verla. Christiane (pretendienta de José Luis) no me entendió; de ella no me gustaron ciertos comportamientos, pero que fuera negra o blanca me daba igual. El racismo para mí es algo totalmente intolerable.

- ¿Puede revelarnos su favorita?

Yo no tengo ninguna favorita [risas]. Mi hijo tiene 45 años y ya es mayorcito para decidir solo. Si tuviera 20 sería fácil de manejar, ¿pero quién le dice que no a un hombre con más de 40?

- ¿Qué tal se llevan entre las madres? ¿Han tenido mucho contacto?

Nos hemos conocido y hemos convivido juntas. Todas son mujeres estupendas. Con los chicos me he llevado igual de bien, todos a su manera son encantadores. Ahora, no te puedo negar que yo llevaría fatal tener un hijo stripper [risas], pero respeto a todo el mundo.

- Le están comparando mucho con Carmen Lomana, ¿qué le parece?

No es nada positivo ni negativo. No he hablado con ella ni dos minutos seguidos, aunque hayamos coincidido en muchos cócteles y en muchos actos públicos.

- ¿Estaría dispuesta a colaborar en algún programa de Mediaset?

¡Me encantaría! Sería un honor participar en un programa como "Sálvame", por ejemplo. De momento, no tengo ofertas sobre la mesa, pero mi representante se está moviendo y pronto podré deciros algo.