Víctor García: "Oxígeno no va a ser una serie tontorrona de adolescentes, sino un producto comprometido"

Víctor García: Oxígeno no va a ser una serie tontorrona de adolescentes, sino un producto comprometido

El director general de Isla Producciones habla de "Oxígeno", una serie pensada para el mercado español que finalmente se ha exportado con éxito a Estados Unidos. De hecho, el canal CW ya ha grabado el capítulo piloto.

- ¿Cómo nació "Oxígeno"?

Pues mira, estábamos produciendo "La pecera de Eva", un formato ambientado en un instituto juvenil y, de repente, Telecinco nos planteó hacer una serie similar centrada en el perfil psicológico de los chavales, pero con un toque distinto a lo realizado hasta ahora en España ("Física o química", "Compañeros...). Manuel Sanabria, que puso la chispa a la idea original, y Jorge Alonso, productor ejecutivo de "La pecera de Eva", nos contaron el proyecto a Víctor Mato, director de Contenidos de la compañía, y a mí.

La temática giraría en torno a los problemas de integración en un instituto, pero con un aspecto sorprendente: una de esas razas no sería humana, sino extraterrestre. Nos pareció una idea estupenda.

- ¿En qué momento el canal CW se interesó por su proyecto?

El proyecto tiene un largo recorrido. Primero aquí en España, pero el momento económico paró la posibilidad de que se produjera aquí. Sacamos la idea fuera y nos pusimos en contacto con Daniel Gutman, consejero delegado de Powwow, que a su vez es la productora de "El encantador de perros", el programa de César Millán. Daniel es amigo nuestro. Le encantó el tráiler que habíamos preparado y automáticamente creyó en las posibilidades que tenía la historia para el mercado norteamericano.

Daniel habló con los hermanos Sean y Bryan Furst, productores de Olé Films, que fueron los que permitieron que "Oxígeno" tomara cuerpo. El tráiler ha sido muy eficaz y con esa herramienta el pasado mes de octubre se materializó todo y CW se reservó los derechos de la serie. Enseguida decidieron hacer el piloto, que se terminó el mes pasado en Nuevas Orleans.

- ¿Cómo están siendo los rodajes?

A lo grande (risas). Muy bien, la verdad. Nosotros estuvimos tres días presenciando cómo se estaba llevando a cabo todo y las sensaciones fueron muy buenas. Desde el punto de vista español, sientes envidia. No son ni mejores ni peores que nosotros, pero los americanos tienen más medios y equipos más numerosos. Con el factor económico se asegura que el producto sea el deseado.

Los directores, los productores, el casting... Se han elegido nombres de mucha confianza para el mercado americano, con los que la cadena está encantadísima, porque le dan mucha solidez al proyecto.

- ¿Qué otras diferencias encuentra entre las producciones americanas y las españolas?

Ya te digo que fundamentalmente el dinero (risas). Y no lo digo de manera peyorativa, sino desde la más insana envidia. El presupuesto solo del piloto de EEUU sería probablemente una temporada completa de una serie cara española. Estamos en unas cifras que te permiten trabajar con mucha holgura en cuanto a la agilidad. Nunca vas a dejar de hacer un plano o una secuencia como quieres hacerla porque no tengas los medios adecuados.

La calidad de los actores es excelente. Son cartesianos: de la primera a la última toma clavan la forma de decir el texto, la misma velocidad... En ese sentido, ves que se respiran muchos años de experiencia. La industria española está intentando recortar la diferencia aceleradamente, pero todavía nos llevan años de ventaja.

- ¿Cuáles considera que son los principales alicientes de esta ficción?

"Oxígeno" es una serie enfocada a un público juvenil, que va a encontrar perfiles psicológicos fáciles de identificar. Por supuesto, hay amor y una historia que se lleva contando prácticamente desde el origen de la literatura. Un extraterrestre y una chica humana emulan a Romeo y Julieta y se convierten en el eje central. Luego hay un montón de cosas que tiñen de actualidad a la serie, aflora mucho la integración, la intolerancia, la crisis, la animadversión que nos lleva a ser peligrosos con todo lo que nos rodea...

Los extraterrestres de esta ficción llegan a nuestro planeta después de que se hayan cargado el suyo y nos piden que les acojamos, porque ellos ya han hecho lo que nosotros estamos haciendo, destruir el sentido de nuestra civilización. "Oxígeno" no va a ser una serie tontorrona de adolescentes, sino un producto comprometido.

- ¿Y qué opina del casting?

Es fantástico. Hasta donde yo les conozco, reconozco un talento espectacular. El que tiene que ser guapo es guapo y hay otros más característicos. Además, ninguno de ellos se quejaba entre toma y toma. Han rodado incluso a las 3 de la mañana con bastante frío y han demostrado mucha profesionalidad.

- ¿Apuestan por que la serie se emita en España?

Me haría ilusión no solo porque sea de aquí, sino porque significaría que la serie habría triunfado en Estados Unidos. No cabe duda tampoco de que sería algo bueno para nuestra compañía. Lo más importante de todos modos es que la situación en España mejore y se retome la posibilidad de producir nuevos proyectos.